Ampliar noticia

22/10/2018 - 147 visitas

EL CORO FONTANÉS ROCK EN LAS AULAS, EN EL ACTO DE APERTURA DEL III CONGRESO DE EDUCACIÓN INTERNACIONAL ORGANIZADO POR PIDE

F. Domínguez, Coordinador del proyecto Rock en las Aulas, hizo una defensa pública del fomento
de las Humanidades y de las Artes

 

El Centro Cultural Alcazaba de Mérida ha acogido, durante los días 19 y 20 de Octubre, el
III Congreso Internacional de Educación que organiza el sindicato PIDE (Sindicato del Profesorado
Extremeño) , coincidiendo con su XX aniversario. Bajo el lema “La Educación del s. XXI, Entre la
Realidad y el Deseo” , su objetivo ha sido, según su representante Alfredo Aranda, “ reflexionar qué
se puede mejorar de lo que tenemos en presente mirando hacia el futuro”: “una educación que debe
ser cada vez más inclusiva y abierta a modelos como el de la educación sistémica de Carles
Parellada; o a la escuela de las emociones y del corazón, la propuesta de la experta Mar Romera”.
El acto inaugural lo abría el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández
Vara: “construir entre todos una ley de duración estable es aún una asignatura pendiente, cuando
estamos a punto de cumplir 40 años de nuestra Constitución”.


A continuación , subieron al escenario los alumnos de los tres colegios públicos de Fuente
del Maestre (Badajoz) que forman parte del Coro Rock en las Aulas. Un proyecto educativo
interdisciplinar que, desde hace 10 años, utiliza el rock como medio canalizador de conocimientos,
emociones y pensamiento crítico. Una apuesta para revalorizar las Artes y las Humanidades ,
iniciada por los docentes Félix Domínguez e Ismael Rodríguez.


El coro estuvo acompañado por el letrista y poeta social Manolo Chinato, padrino del
proyecto , que ya estuvo el pasado mes de Agosto en el concierto celebrado en La Fuente. Y a la
banda (Manu Peña, David Endrino, Gonzalo Mariñas y Robert Ransley) , se sumó la colaboración
de “Pini”, de AMUS, y el guitarrista Manu Herrera. Chinato recitó en perfecta sincronía con las
voces de los niños, y todos pusieron en pie a un público ( más de 200 personas) visiblemente
emocionado. F. Domínguez hizo entonces una defensa pública del fomento de las Humanidades y
de las Artes .


Y Manolo Chinato confesó: “ la primera vez que los escuché cantando mi poema “Herrador”
ya sentí algo muy especial. Vine en agosto a Fuente del Maestre por medio de amigos, ya que no
soy muy de escenario, y ahí ya mi espíritu y mi alma libre se vinieron arriba, me hizo muy feliz
sentir cómo calaban esos valores de la música en estos niños, y el trabajo que hacen profesores
como éstos es envidiable y admirable, en medio de un sistema educativo que es una mierda”.


La ponencia que abría el Congreso estuvo a cargo del escritor y periodista, Juan José Millás,
y tuvo por título “Aprender a Leer, y a Leerse”. Millás expresó que “se lee y se escribe desde los
desencuentros que tiene el individuo con la realidad que le rodea”, y que su amor por la lectura (que
le llevó a la escritura) viene “de una prohibición, de la bendita prohibición de leer que nos abrió a
tantos el caminos”. Y defendió la lectura, especialmente entre los más jóvenes, como un verdadero
acto de subversión y crecimiento personal: "El joven verdaderamente peligroso es el que se queda
un sábado por la noche leyendo a Madame Bovary, no el que sale y se emborracha o le da por poner
silicona en la ranura de un cajero. Éste entra dentro de las competencias del Ministerio del Interior,
de la policía, y por tanto está dentro el sistema . Para ser verdaderamente libres, y por tanto
peligrosos, hay que leer, porque construimos nuestra identidad a través de las palabras. Como
escribió Castañeda, la realidad es lo que decimos que es la realidad”.


En la misma línea se expresaba, previamente, su presentador Fran Amaya , el actual
Coordinador del Plan de Fomento de la Lectura: “ En la Literatura está todo: nuestros traumas, las
pasiones, nuestros momentos más intensos, todo. Yo lo he dicho siempre en clase o en cualquier
foro, que lo que no está en los libros, no se encuentra en esa moda de manuales de autoayuda que
inundan las redes sociales. Esa corriente nunca va a ofrecer una respuesta profunda de lo que
supone la identidad humana”.


Durante estos dos días , han subido al escenario del Centro Cultural Alcazaba de Mérida
expertos en innovación educativa, como el citado Parellada, José Ignacio Pichardo, Isabel Duque o
Guadalupe Andrada (presidenta de una asociación extremeña que lucha contra el acoso escolar), por
citar algunos.


Muy aplaudidas fueron las ponencias de Miguel A. Santos Guerra, y de Mar Romera. Santos
Guerra, solvente orador que mezcla sabiamente la erudición cercana con el sentido del humor,
ofreció una charla cargada de risas y potentes metáforas: “Hay que enseñar desde la incertidumbre,
el acompañamiento , y el compromiso que nace del amor por la profesión, desde la emoción.
Cuando preguntamos a los adultos a qué docentes recuerdan porque fueron los que le marcaron, no
responden que fuera fulanito porque era una enciclopedia de conocimientos que se le iban cayendo
por el suelo, sino a aquéllos por los que se sintieron verdaderamente queridos. Las emociones son lo
que cuenta, mucho más que lo cognitivo. Y los educadores deben hacer lo que hicieron los océanos
con los continentes, retirarse para no abnegarles, dejarles aprender pro sí mismos, dejarles ser...”.


Por su parte, Mar Romera , explicó su modelo basado en las 3 Cs: Capacidades,
competencias y corazón. Para ella, educar “es amar, volar, dejar ser y no sobreproteger. Una escuela
donde se aprende que todas las emociones son validas para crecer, y donde la imaginación y la
emoción siempre ganan a la razón”. Un modelo que bebe de la neurociencia , de la teoría de las
inteligencias múltiples de Gardner, de la corriente de la psicología positiva y de algo del storytelling
americano. Pero, sobre todo, es un modelo que nace de una docente con mucho corazón, y con un
firme compromiso con los derechos de la infancia.

 

Fotografías asociadas

Volver a todas las noticias